Escuela de Familia

Sal conmigo...

Escuela de Familia

Dirigida a los familiares

Alabente lleva realizando una Escuela de Familia dirigida a los familiares de afectados/as con Trastornos de la Conducta Alimentaria. La Escuela de familia es de vital importancia debido a que:
  • Los Trastornos de la Conducta Alimentaria son enfermedades que se desarrollan en el ámbito familiar.
  • La familia podría desconocer la existencia de la enfermedad hasta muy avanzado el proceso, cuando ya es muy grave.
  • Los afectados/as no pueden salir solos/as de la enfermedad.
  • La familia requiere información sobre la enfermedad y necesitan estrategias de afrontamiento.
  • La familia debe saber cómo detectar estos trastornos o en que síntomas fijarse.
La Escuela de Familia se lleva a cabo todos los martes de 18:00 a 19:30 de la tarde, de octubre a junio.

Objetivos

El objetivo central de la Escuela de Familia, radica en la capacitación de habilidades y conocimientos prácticos y eficaces para el logro de un estado más relajado y menos angustiado de la familia ante el Trastorno de la Conducta Alimentaria, a la vez de que se proporciona información sobre los trastornos en cuestión. De este modo, la familia podrá contribuir a la prevención de los Trastornos alimentarios o en su caso a la mejora de sus hijos/as y al mantenimiento de los logros terapéuticos alcanzados mediante el trabajo clínico que cada paciente siga.

Objetivos Generales

  • Instruir a los participantes en un modelo de vida saludable y equilibrada.
  • Dotar a los participantes de las herramientas adecuadas para prevenir o detectar precozmente conductas inapropiadas ante la alimentación y hábitos de vida.
  • Concienciar sobre la importancia de una formación y actuación familiar en materia de educación para la salud mental
  • Servir de un lugar de desahogo y comprensión con otras familias.
  • Disminuir la angustia de los familiares ante los Trastornos Alimentarios.
  • Proporcionar información sobre la enfermedad.

Objetivos Específicos

  • Servir de cauce de revisión y aprendizaje para los familiares en los temas relacionados con la educación de los/as afectados/as por el trastorno alimentario.
  • Potenciar la comunicación sobre las situaciones que se viven en familia.
  • Proporcionar estrategias de los comportamientos a seguir con la persona afectada.
  • Promover la participación y el compromiso de los familiares para ayudar a mejorar el estado de los/as pacientes.
  • Promover el acto reflexivo grupal, haciendo especial referencia a los diferentes actos cotidianos de la familia que la conforman.

Temática

El bloque 1 incluye la información sobre los trastornos alimentarios centrándose en los aspectos cognitivos.

  • Presentación. Introducción, consejos para familiares.
  • Información sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria.
  • Información Nutricional.
  • Información sobre la adolescencia.

En el bloque 2 se trabajan los aspectos cognitivos-conductuales de los Trastornos Alimentarios.

  • Relajación. Saber disminuir la preocupación.
  • Acción manipulativa.
  • Como motivar, estimular y crear expectativas en los pacientes.
  • Desarrollo de la Autoestima.
  • Asertividad.
  • Desarrollar la responsabilidad.
  • Técnicas de solución de problemas.
  • Como mejorar las relaciones familiares.
logo_200_naranja

Consejos

Lo que se debe hacer

  • Conseguir recuperar la credibilidad perdida adoptando una actitud positiva y firme que ayudará a los pacientes a dejarse llevar. Ejemplo: “Tranquilo/a tu eres capaz, inténtalo”.
  • Confiar o creer en el tratamiento y cumplir su parte del pacto. Recuperarse de un trastorno de la conducta alimentaria lleva su tiempo y hay que ser paciente.
  • Conseguir unanimidad de criterios de todos los miembros de la familia o dejar que decida sólo una persona. “Todos tiene que estar de acuerdo”.
  • Si existen diferencias de opinión entre los miembros de la familia (respecto al trastorno) discutirlos fuera de la presencia de la paciente o posponerlo para plantearlo con su terapeuta.
  • Explicar de forma clara y completa las normas que piensa implantar con relación a las comidas, reposa, salidas y premios.
  • Monitorización de comidas: comer siempre acompañado/a en casa, servir cantidades completas y una dieta variada (para lo que se dispone de la ayuda de una dietista en el centro), no preguntarle que quiere comer él /la paciente.
  • Los padres son las personas que deciden los menús diarios, deben abstenerse de preguntar al paciente su opinión sobre ese tema.
  • Procurar variar los menús para que él/la paciente esté mejor nutrido/a y evitar que pueda acogerse a determinados alimentos que pueda llegar a ritualizar.
  • Ganarse la credibilidad manteniendo un punto de autoridad y firmeza. Seguir y respetar las normas proporciona confianza.
  • Anotar observaciones de los registros de alimentación.
  • Aprender a expresar refuerzos positivos: “muy bien veo que te has esforzado”, “estas luchando”. Hay que observas cualquier cambio y progreso favorable en su conducta y felicitarlo/a por ello.
  • Combatir el perfeccionismo.
  • Aprender a decir sí o no (manteniendo los pactos establecidos).No dejarse llevar por el miedo a la reacción del paciente para evitar conflictos.
  • Aprender a escuchar, aunque no nos guste lo que estamos oyendo siempre que sea con respeto.
  • Animarlo/as a expresar sus ideas. Reconocer y respetar sus ideas e ideales aunque difieran de los tuyos. Hablar con el/ella acerca de las diferencias pero tratándolo/as como un adulto con el que cambiar impresiones.
  • Que se sienta un miembro importante de la familia, que sepa que es respetado/a, querido/a pero asegurándose de que entienda que su vida es igualmente importante. El trastorno no puede ser el centro de tu vida.
  • Mantener la calma y retomar el control si es posible.
  • Ofrecer ayuda, a veces basta con escucharlo/a.
  • Marcharse si no se calma.

No

Lo que no se debe hacer

  • No debe pasar toda la responsabilidad al equipo terapéutico, la familia en éste tipo de trastornos actúa como coterapeuta en el tratamiento.
  • No permitir que la preocupación por el problema de tu hijo/a le reste atención a tu matrimonio y a tus propios hijos. Hacer que el trastorno sea el centro de atención refuerza y prolonga el problema.
  • No compadecer a tu hijo/a. Hay que demostrarles comprensión pero no sobreprotegerlos. Necesita oportunidades para ser responsable  e independiente.
  • No premiar actividades negativas.
  • No entrar en discusiones improductivas.
  • Las contradicciones no ayudan a la recuperación.
  • No hablar de alimentos durante las comidas, recordando que comer es un acto social y el momento idóneo para comentar las incidencias de la jornada.
  • La familia tiene que evitar temas de conversación relacionados con la comida, el aspecto físico o la salud de su hijo/a. Son temas que se tratan en el grupo terapéutico.
  • No permitir que la comida sea un arma para el paciente.
  • No afirmar o prometer nada que no se piense cumplir, (ejemplo: “Estarás castigado/a toda la semana”  al final dejarle salir), así la familia pierde credibilidad.
  • No criticar al centro o a los profesionales cuando hay problema, es mejor que acudan al centro a resolver sus dudas. Poner al equipo terapéutico en contra no lo/la ayuda a recuperarse.
  • No ser negativo, ejemplo: “Eres un desastre, no te curarás nunca”.
  • No comparar con los otros hermanos/as, sólo se conseguirá crear mala relación entre ellos.
  • No decir que no puedes confiar en el /ella, sólo servirá para que aumente su culpabilidad y baje su autoestima.
  • No dejarse arrastrar en situaciones límite de agresividad verbal o física, porque el paciente llegará hasta donde la familia tolere, es mejor mantener la calma y salir de la habitación.
  • No obligarse a solucionar todos los problemas, porque a veces las soluciones no son inmediatas.
  • No dar consejos gratuitos sin seguridad.
  • No dar soluciones para salir del paso, algunos temas es mejor tratarlos en los grupos.
  • No discutir.

Desde Alabente les recomendamos que acudan a las Escuelas de Familia que se realizan en el Centro, donde podrán obtener información y apoyo, y donde podrán compartir el problema con otras personas en su misma situación. El Equipo Terapéutico le ayudará a tratar y a resolver el problema en casa ofreciéndoles recursos, técnicas de solución y enfrentamiento a la enfermedad.

¿te interesa?

Ponte en contacto con nosotros

y comparte si crees que le puede interesar a alguien más...